La Familia de Abraham y la profecía de los hijos de la Madre

Por medio de la historia de la familia de Abraham podemos confirmar que solamente quienes creen en Dios Madre son los verdaderos hijos de Dios y pueden heredar el reino de los cielos.

La familia de Abraham y la familia de Dios

La biblia nos dice que somos hijos de Dios y que si somos sus hijos somos sus herederos (Ro 8:12-18). Pero ¿Qué podríamos heredar de Dios? Dios es dueño del universo completo, es por esto que sin falta sus herederos son los santos que serán salvos, siendo llevados al reino de los cielos.

Entre todas las personas que existen en el mundo ¿Quiénes son los verdaderos herederos del reino de los cielos? En la biblia hay muchas verdades reveladas al pueblo de Dios por medio de parábolas (Mt 13: 10-16). Por eso, comprendamos un misterio del cielo, por medio de una parábola que nos muestra que Abraham representa a Dios.

Lc. 16: 19-24 “Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro… Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí…”

Al tratarse de una parábola, debemos comprender su realidad espiritual. Cuando un hombre muere va al seno de Dios y el único que puede ser llamado Padre en el mundo espiritual es Dios, por lo tanto, Abraham representa a Dios Padre.

Esta es la razón por que la historia de la familia de Abraham aparece tan detalladamente escrita en la biblia: Si Abraham representa a Dios, entonces la familia de Abraham representa a la familia de Dios y el heredero de Abraham representa a los santos que recibirán la herencia del reino de los cielos.

Gá. 3: 29 “Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.”

La elección del heredero de Abraham

Debemos conocer detalladamente la historia de la elección del heredero de Abraham para confirmar si somos o no los que serán seleccionados por Dios para entrar al cielo y cual es el factor determinante para esto.

Primer candidato

Al confirmar, podemos encontrarnos con 3 candidatos a recibir la herencia de Abraham. El primero era Eliezer, un esclavo de Abraham.

Gn. 15: 2-4 “Y respondió Abram: Señor Jehová, ¿Qué me darás, siendo así que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasceno Eliezer? Dijo también Abram: Mira que no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa. Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo: No te heredará este, sino un hijo tuyo será el que te heredará.”

Pese a que el deseo de Abraham era heredar sus bienes a Eliezer, por no tener hijos, fue Dios mismo quien impidió que esto sucediera ¿Cuál es la razón? era su condición de esclavo. Dios dijo “un hijo tuyo será el que te heredará”.

Segundo candidato

Conforme a la palabra de Dios, Abraham tendría hijos. Veamos la historia del nacimiento de su primogénito.

Gn. 16: 1-2, 15-16 “Sarai mujer de Abram no le daba hijos; y ella tenía una sierva egipcia, que se llamaba Agar. Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; …Y Agar dio a luz un hijo a Abram, y llamó Abram el nombre del hijo que le dio Agar, Ismael. Era Abram de edad de ochenta y seis años, cuando Agar dio a luz a Ismael.”

Gn. 17: 18 “Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti.”

Ismael nació como el primogénito de Abraham. Es por eso que, naturalmente, su deseo era que el “viviera delante de Dios”, es decir, que recibiera la bendición de Dios y fuera finalmente su heredero. Sin embargo, al igual que en el caso de Eliezer, fue Dios quien decidió que Ismael no podía recibir la herencia.

Tercer candidato

Gn. 17:19 “Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un Tercer hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él.”

Según la elección de Dios, solamente Isaac, el hijo de Abraham con su esposa Sara, era quien podía recibir la bendición de Dios y la herencia de su padre. Es por eso que Dios dijo: “confirmaré mi pacto con el”.

Los que entrarán al cielo son como Isaac

Entonces, ahora debemos comprenderlo desde el punto de vista espiritual, ya que la biblia dice que solo quienes sean como Isaac son el verdadero pueblo de Dios.

Gá. 4: 28 “Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa.”

Estas palabras escritas por el apóstol Pablo tienen un profundo significado para nosotros, ya que la promesa de Dios es la vida eterna (1 Jn. 2:25). Por lo tanto, solo los que cumplan con las mismas características que determinaron que solo Isaac fuera el heredero de Abraham, son los herederos del reino de los cielos. Entonces, debemos conocer cual fue el factor que permitió que Isaac heredara.

Si miramos a los tres candidatos podemos entender el factor fundamental. En el caso de Eliezer, tanto su padre como su madre eran esclavos, por lo que Dios no permitió que heredara y en el caso de Ismael, aunque era hijo de Abraham, su madre era la esclava Agar.

A diferencia de ellos, Isaac era hijo de “la libre”, Sara. Entonces, si Abraham representa a Dios Padre ¿A quién representa su esposa Sara?

Ga. 4: 26 “Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre

“La libre” es la Madre de todos nosotros, Jerusalén del cielo, y Ella es representada por Sara. Por lo tanto, solo quienes sean sus hijos pueden entrar en el reino de los cielos.

En resumen, en el mundo existen tres tipos de personas. Aquellas que son como Eliezer son las que no creen ni en Dios Padre, ni en la Madre Celestial y que lógicamente no pueden entrar en el reino de los cielos. También, los que son como Ismael y que creen solo en Dios Padre, no podrán heredar el reino de los cielos.

Gá. 4: 31 “De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre.”

Solamente quienes seamos como Isaac, los hijos de la libre (Dios Madre) y del Padre Celestial, podremos entrar en el reino de Dios. Es decir, creer en Dios Madre es fundamental para nuestra salvación y será determinante al final de los tiempos.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.